¿Qué es la fiebre? | Vick México

Compartir:

¿Qué es la fiebre?

Recomendado0Veces
Qué es la fiebre-imagest

La fiebre es un aumento temporal de la temperatura del cuerpo. La fiebre no es una enfermedad, por lo general es una señal de que su cuerpo está tratando de combatir una enfermedad o infección. Para un adulto, la fiebre puede ser molesta, pero normalmente no es algo que causa preocupación a menos que alcance los 103 °F (39,4 °C) o más. En lactantes y bebés, una temperatura algo elevada puede indicar una infección grave.

Síntomas

Tienes fiebre cuando la temperatura aumenta por encima del rango normal. Lo que es normal para ti puede ser un poco más alto o más bajo que la temperatura normal promedio de 98,6 °F (37 °C). Según lo que causa la fiebre, los siguientes pueden ser otros signos y síntomas:

  • Sudoración
  • Sensación de frío y escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Pérdida de apetito
  • Irritabilidad
  • Deshidratación
  • Debilidad general
  • Los niños de entre 6 meses y 5 años pueden tener convulsiones febriles.

Causas

La fiebre se produce cuando un área del cerebro llamada «hipotálamo» —también conocida como el «termostato» del cuerpo— aumenta el punto de referencia de la temperatura normal del cuerpo. Cuando esto sucede, es probable que sientas frío y que debas abrigarte o envolverte en una manta, o puedes tener escalofríos para generar más calor corporal, lo que, con el tiempo, tendrá como consecuencia una mayor temperatura corporal. La temperatura corporal normal varía durante el día: es más baja por la mañana, y más alta por la tarde y la noche. Aunque la mayoría de las personas considera que 98,6 °F (37 °C) es una temperatura normal, tu temperatura corporal puede variar por un grado o más —desde 97 °F (36,1 °C) hasta 99 °F (37,2 °C)— y aun así ser normal. La fiebre o la temperatura corporal elevada puede ser causada por lo siguiente:

  • Un virus
  • Una infección bacteriana
  • Agotamiento por calor
  • Algunas enfermedades inflamatorias, como la artritis reumatoide (inflamación del recubrimiento de las articulaciones [sinovia])
  • Un tumor maligno
  • Algunos medicamentos, como los antibióticos y los medicamentos que se usan para tratar la presión arterial alta o las convulsiones
  • Algunas vacunas, como la vacuna contra la difteria, tétanos y tos ferina acelular (DTaP); o la neumocócica

A veces, no es posible identificar la causa de la fiebre. Si la fiebre persiste durante más de tres semanas y el médico no puede encontrar la causa después de realizarte una evaluación exhaustiva, el diagnóstico podría ser fiebre por causa desconocida.

Tratamiento

Medicamentos de venta libre: En caso de fiebre alta o baja que produce malestar, el médico puede recomendarte medicamentos de venta libre, como paracetamol (VitaPyrena y otros) o ibuprofeno. Usa estos medicamentos siguiendo las instrucciones de la etiqueta o las recomendaciones del médico. Ten cuidado y evita tomarlos en cantidades excesivas. Las dosis altas o el uso prolongado de paracetamol o ibuprofeno pueden provocar daños en el hígado o los riñones, y las sobredosis agudas pueden ser mortales. Si la fiebre de tu hijo sigue siendo alta después de una dosis, no le des más medicamento: llama al médico. No les des aspirina a los niños, ya que puede desencadenar un trastorno poco frecuente, pero potencialmente mortal, llamado «síndrome de Reye».

Medicamentos con receta: Según la causa de la fiebre, el médico puede recetarte un antibiótico, especialmente si sospecha que tienes una infección bacteriana, como neumonía o amigdalitis estreptocócica. Los antibióticos no sirven para tratar las infecciones virales, pero hay algunos medicamentos antivirales que se usan para tratar determinadas infecciones causadas por virus. Sin embargo, con frecuencia, el mejor tratamiento para la mayoría de las enfermedades leves causadas por virus es descansar y beber mucho líquido.

Tratamiento de bebés: En el caso de los bebés, especialmente aquellos de menos de 28 días, es posible que el bebé deba ser hospitalizado para los análisis y el tratamiento. En bebés tan pequeños, la fiebre puede indicar una infección grave que requiere medicamentos por vía intravenosa y supervisión constante.

Cuando consultar al médico

La fiebre en sí misma puede no ser una causa de alarma —o un motivo para llamar al médico—. Sin embargo, existen ciertas circunstancias en las que debes consultar al médico si se trata de tu bebé, de tu niño o de ti mismo.

Bebés: una fiebre sin causa aparente es motivo de mayor preocupación cuando se trata de lactantes y niños que cuando se trata de adultos. Llama al médico de tu bebé si tu hijo tiene las siguientes características:

  • Menos de 3 meses y tiene una temperatura rectal de 100,4 °F (38 °C) o más.
  • Entre 3 y 6 meses, tiene una temperatura rectal de hasta 102 °F (38,9 °C) y está inusualmente irritable, aletargado o molesto, o si tiene una temperatura mayor que 102 °F (38,9 °C).
  • Entre 6 y 24 meses, tiene una temperatura rectal mayor que 102 °F (38,9 °C) que dura más de un día, pero no presenta otros síntomas. Si tu hijo también tiene otros signos y síntomas, como resfrío, tos o diarrea, podrías llamar a su médico antes debido a la gravedad.

Niños: probablemente, no exista motivo para alarmarse si tu hijo tiene fiebre, pero reacciona bien —hace contacto visual contigo y responde a tus expresiones faciales y a tu voz—, bebe líquidos y juega. Llama al médico de tu hijo en las siguientes situaciones:

  • Está desanimado o irritable, vomita reiteradamente, tiene dolor de cabeza o dolor de estómago intenso, o tiene otros síntomas que causan una molestia importante.
  • Tiene fiebre después de haber estado en un automóvil caliente. Busca atención médica de inmediato.
  • Tiene fiebre que dura más de tres días.
  • Parece desanimado y hace poco contacto visual contigo.
  • Pídele asesoramiento al médico de tu hijo en circunstancias especiales, como cuando un niño tiene problemas del sistema inmunitario o una enfermedad preexistente.

Adultos: Llama al médico si tu temperatura es de 103 °F (39,4 °C) o más. Busca atención médica inmediata si cualquiera de estos signos o síntomas acompaña la fiebre:

  • Dolor de cabeza intenso
  • Erupción inusual en la piel, en especial, si esta empeora rápidamente
  • Sensibilidad inusual a la luz brillante
  • Rigidez en el cuello y dolor cuando inclinas la cabeza hacia adelante
  • Confusión mental
  • Vómitos constantes
  • Dificultad para respirar o dolor en el pecho
  • Dolor abdominal o dolor al orinar
  • Convulsiones o ataques

Productos Relacionados